Chichén Itzá

 


Por ser un lugar de suma importancia, les hablaré desde dos perspectivas, como siempre la personal y en esta ocasión, con un poco de investigación, tocaré cosas significativas de su historia. Aunque mi blog siempre es de aventuras que he vivido.

Por supuesto que les daré los tips y las cosas que me han funcionado, y algunas opiniones.

Empecemos!

La palabra Chichen Itzá viene del maya Chi' ch'e'en its ja' Boca del pozo de los brujos del agua. Se cree que la ciudad se construyó en torno a un cenote, por eso lo de "boca del pozo" de donde obtenían agua y a su vez era un centro ceremonial.

Esta zona, también considerada como Maravilla del Mundo desde 2007 se encuentra a 115 kilómetros de la Ciudad de Mérida sobre la carretera federal 180, se puede llegar también por la autopista tomando dirección hacia la localidad de Pisté, que ese encuentra a 2 kilómetros de la entrada a la zona arqueológica.

Al llegar, podrás estacionarte a los costados de la carretera, en el camino a la zona o bien en los estacionamientos públicos, donde te cobrarán por adelantado para estacionarte en un terreno cercano. Si llegas temprano o corres con suerte, puedes entrar al estacionamiento de Chichen Itzá, que es pequeño y se llena rápido. También puedes llegar en transporte público hacia Pisté y caminar o en alguno de los múltiples tours que salen de Cancun, Mérida o Valladolid.

Considerada Patrimonio de la Humanidad declarada por la UNESCO en 1988, Chichén Itzá recibe miles de visitantes diarios, por ende también recibe cientos de comerciantes, quizá para mi, es una de las desventajas de asistir de día a la zona arqueológica, desde la entrada por la calzada que viene desde la carretera, tratarán de venderte antojitos, aguas, refrescos, botanas, gorras, ropa típica, sombreros, e infinidad de cosas, que vas a encontrar a precios desorbitantes. 

Es por esto que te recomiendo llevar una botella de agua, gorra o sombrero, llevar puesto protector solar y zapatos cómodos para caminar. Una vez que cruces el torniquete de entrada, no vas a encontrar venta de alimentos, cero formas de encontrar agua mas que en el cenote... literal, hay una tienda junto al cenote, al fondo del complejo con los precios super elevados. Te sugiero no llevar mochilas o bultos por que te pueden negar el acceso, depende el humor de los trabajadores, me ha pasado.

Una vez dentro, inicia el recorrido, normalmente la gente entra y lo primero es tomarse la foto con la pirámide de Kukulkan, y continúan con el recorrido hacia el juego de pelota, en casi todo lugar encontrarás una placa informtativa en español, inglés y maya, que te da una breve explicación de la construcción que estás visitando.


Es impresionante ver el juego de pelota, para mí, de los más grandes que me tocó visitar en Yucatán. Al fondo encontrarás una salida que te lleva al muro de las calaveras. Yo te recomiento ir leyendo las placas informativas, sin embargo, en el tour de noche, la historia se cuenta mejor, ya que te proveen de un equipo personal con audífonos en tu idioma, donde te va contando durante tu caminata la historia de cada edificio.

Vas a encontrar un edificio llamado Tzompantli y más adelante la Plataforma de Venus, justo detrás de ellos, hay una entrada que mucha gente se brinca, y es justo el camino al Cenote Sagrado, durante este recorrido, verás cientos de vendedores intentando llamar tu atención, y aquí se da mucho el "regateo", que en México es una negociación con los vendedores, si te ven la cara de "turista", te van a dar los precios más elevados que te puedas imaginar, el chiste es ir ofreciendo menos, o no mostrar interés para que el precio baje a la mitad o menos.

Lamentablemente tanto vendedor y el acoso constante es algo que resulta molesto, para mi, daña la imagen de nuestro país. Sin embargo, es entendible el impulsar a los artesanos locales, es por ello que no venden otra cosa (alimentos o bebidas) más que sus artesanías, mismas que podrás encontrar en las tiendas de Pisté o en los centros turísticos en las ciudades más importantes de la península de Yucatán.

Al fondo del recorrido encontrarás el Cenote Sagrado, donde quedan las ruinas de alguna plataforma, desde donde se cree, dejaban caer las ofrendas diversas a Chaac, Dios de la lluvia. De hecho, fuera de los baños públicos de la entrada a Chichen Itzá, verás parte de la grúa que se utilizó para sacar tesoros del fonde del Cenote, cuya profundidad es de 13 metros, adicionalmente tiene 4 metros más de lodo.

Para continuar con el recorrido, te recomendo tomar camino de regreso a la calzada prinicpal y dirigirte al templo de las Mesas y al Templo de los Guerreros.

Mucha gente no sabe, pero en la parte de arriba del templo de los Guerreros, se encuentra la figura de Chac Mool, para verlo, salte del sendero y vete a la zona de pasto a un costado de la pirámide, mantente a unos 30 o 40 metros del pie del templo y alcanzarás a verlo. La mayor parte de la gente pasa de largo sin saber.


Otro secreto de Chichén Itzá que mucha gente no conoce, es una entrada que se esconde entre las columnas del templo, ahí encontrarás un camino para ver "El Mercado" y el "Grupo de las Mil Columnas". 


El camino se funde con la selva que rodea la zona arqueológica, los ruidos de las aves y el olor a yerba mojada caracterísitico de la zona, es muy probable que no solo encuentres estructuras antigüas, ya que el camino está repleto de iguanas que descansan camuflajeadas en las piedras. 

Al salir de esta zona, luego luego encontrás otro camino, que pareciera una zona de paseo y que muchos turistas ignoran, sin embargo en este nuevo recorrido encontrarás edificios icónicos como El Observatorio, cuya imagen dejo a continuación.


El Templo de los Retablos, el Grupo de las Monjas para terminar con El Osario. En este punto estarás en la parte de atrás de la pirámide de Kukulkan. En donde podrás ver tu sombra proyectada si vienes al recorrido nocturno.

Antes de salir de la zona, te recomiendo darte una vuelta rodeando nuevamente la pirámide o El Castillo, como se le llama. 

El Castillo tuvo la función de templo y se asocia con Kukulkán, un personaje que pudo haber sido soberano de Chichén Itzá en el siglo X de nuestra era y quien, después de su muerte, fungiera como deidad ligada con los equinoccios de primavera y otoño. 

En el equinoccio de primavera, la sombra que proyecta el sol en uno de los costados, da el efecto de la víbora desdenciendo las escaleras, justo el remate de las escaleras del castillo, al nivel del suelo encontrarás la cabeza de la serpiente emplumada. 


Te recomiendo leer también Chichén Itzá de noche, para complementar este escrito.



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

El Beneficiario de San Javier, BCS

Camino a Palanganas y Heroínas

Una mala pasada: El baño, BCS